88-The Deadly Assassin (4 episodios)

deadlyassassin

The Deadly Assassin es la prueba de que siempre ha existido esa parte del fandom de Doctor Who que se muestra muy reacia a cualquier desarrollo o cambio de la mitología de la serie. Me hice con el DVD de este serial en navidades, así que he podido disfrutarlo junto a los varios extras que siempre vienen en las cuidadas ediciones de los seriales clásicos en Gran Bretaña.

Uno de esos extras explica cómo, ya en 1976, muchos fans reaccionaron muy negativamente a la representación que hace este serial de la sociedad de los Señores del Tiempo. De hecho, en aquella época, The Deadly Assassin fue votado como el peor serial de la Temporada 14. Todo esto resulta muy curioso, dado que hoy en día, 38 años más tarde, este serial se cuenta entre los mejores recordados de la era de Tom Baker y es considerado uno de los ejemplos de la maestría del gran Robert Holmes a los guiones. Pasemos a comentarlo, que hay mucho que decir.

Esta historia nace de la reticencia de Tom Baker a aceptar la creación de un nuevo personaje acompañante tras la marcha de Elisabeth Sladen. Baker aseguraba que no tenía ninguna necesidad de un acompañante, y que podía llevar los seriales él sólo sin problemas. Por ello, el verdadero objetivo de The Deadly Assassin era demostrarle al actor protagonista que la serie no podía funcionar sin esa figura del companion. Pero dado que la tarea de encargarse del guión de este serial fue dada al entonces script editor Robert Holmes, una verdadera leyenda dentro de la historia de la serie, el resultado acabó siendo un serial en el que se desarrolló la mitología de la serie a niveles nunca antes vistos en sus entonces 13 años de historia.

El serial, como seguramente habréis deducido por mi introducción o la imagen que acompaña a esta entrada, ocurre enteramente en Gallifrey, después de que una llamada de urgencia apremiase al Doctor a volver a su planeta natal al final del serial anterior. Hasta ahora, en estos 88 seriales que llevo comentados, solo se había visto el planeta natal del Doctor en el último capítulo de The War Games, cuando aún no tenía ni nombre, que le sería dado años más tarde por el mismo Holmes en The Time Warrior.

En The War Games también fue cuando se reveló que El Doctor pertenecía a la raza de los Señores del Tiempo. En ese serial, y todas sus apariciones posteriores, que revelaban más bien poco sobre su sociedad, los representaban como una raza utópica, ajena a todo tipo de conflicto y que rara vez se inmiscuía en problemas del universo (con la notable excepción de Genesis of The Daleks).

Aquí, uno se percata que Holmes, a la hora de escribir una historia que se desarrolla enteramente en el planeta natal de esta raza y su sociedad, ha decidido cambiar radicalmente ese acercamiento. Los Señores del Tiempo que descubrimos aquí son una sociedad decadente y corrupta, que han pasado tanto tiempo alejados del resto del universo que prácticamente han perdido el contacto con él. De hecho, The Deadly Assassin es un thriller pólitico en toda regla, centrado en el asesinato del Lord Presidente de Gallifrey y los intentos de un enemigo misterioso de hacerse con el poder.

Fue este cambio de representación de la raza del Doctor que provocó que el serial fuera muy mal recibido por los fans en su día. Pero la verdad es que, aunque entiendo que muchos hubieran preferido que los Señores del Tiempo se quedasen como una figura más ambigua, hay que reconocerle a Holmes que su sociedad resulta mucho más interesante cuando se nos presenta de esta forma.

Las novedades que Holmes aporta a la mitología de la serie en este serial no se paran en su representación de la sociedad de Gallifrey, ni mucho menos. Aquí tenemos la primera mención al Ojo de la Harmonía, la creación de la figura de Rassillon, el fundador de la sociedad Gallifreyana, y, sobre todo, la primera mención al limite de 12 regeneraciones de los Señores del Tiempo.

Sí, esa infame regla que ha perseguido a la serie hasta hoy en día, y que fue bastante importante en el argumento de The Time of The Doctor, el episodio más reciente hasta el momento, fue creada por Robert Holmes aquí. De hecho, la razón para su creación tiene que ver con el villano de esta historia, que no es otro que el mismísimo Master. Ha sido un placer volver a encontrarme con el personaje después de tantas temporadas, y verle por primera vez interpretado por otro actor: Goeffrey Beevers.

Roger Delgado murió trágicamente el año de la última temporada de Jon Pertwee, lo cual explica la ausencia de su personaje desde entonces. A la hora de traer al personaje de vuelta para The Deadly Assassin, Robert Holmes quiso alejarlo mucho de su aspecto original. El Master que vemos aquí está desfigurado y débil, un esqueleto viviente envuelto en una capa negra. Es para justificar este cambio de aspecto tan radical que Holmes creó el limite de regeneraciones. Así, el Master que descubrimos aquí ha alcanzado dicho límite, y su cuerpo se está degenerando a causa de ello. Hay que decir que este acercamiento tan diferente al personaje da sus frutos y me ha parecido muy memorable. Ayuda también el traje que se usa para convertir a Beevers en esa figura esquelética, muy espeluznante y resultón hasta hoy en día.

Por si todas estas novedades no fueran suficientes para convertir a este serial en un imprescindible, cabe decir que el guión en sí es excelente, una intriga política muy bien escrita y que engancha. Me ví los 4 capítulos de este serial de una sentada casi sin darme cuenta. Esto es un logro muy importante considerando que el capítulo 3 entero narra una lucha entre el Doctor y el misterioso asesino a las ordenes del Master en una realidad virtual a la que están conectados estos dos. Un concepto que podría resultar muy aburrido pero que está realizado tan bien (ayuda la gran dirección de David Maloney en todo el serial) que funciona.

Esa realidad virtual, por cierto, es un un conglomerado compuesto por las mentes de antiguos Señores del Tiempo al que cualquiera se puede entrar conectando su mente y dónde si se muere se muere en la vida real. ¿El nombre de este conglomerado? The Matrix. Imaginad mi cara al darme cuenta de que estaba viendo cómo Doctor Who creaba el concepto base de la película del mismo nombre de 1999 en 1976. Una de esas cosas por las que vale la pena ver la serie clásica.

Por si no ha quedado claro, The Deadly Assassin es una de esas historias imprescindibles de los ya más de 50 años de Doctor Who. No sólo es el origen de muchos de los elementos claves para la mitología de la serie hoy en día, si no que es por derecho proprio una gran historia de conspiraciones políticas en una sociedad corrupta. Se puede decir que el intento de demostrarle a Tom Baker (que lo da todo en estos episodios, una de sus mejores interpretaciones) que necesitaba a un personaje acompañante no funcionó, pues el resultado fue de de los mejores de su estancia en la serie.

Este es otro de esos seriales en los que sólo me queda deciros que, si sois fans de Doctor Who, tenéis que verlo, sin excusas. Mucho de lo que creó aquí sigue afectando a las historias de la serie nueva, en particular esa aproximación a los Señores del Tiempo que tan polémica fue en su día. Eso hace que no pueda evitar preguntarme cómo veremos cambios tan polémicos para algunos fans como el que efectuó The Day of The Doctor en los acontecimientos de la Guerra del Tiempo de aquí un par de años.

Advertisements

One thought on “88-The Deadly Assassin (4 episodios)

  1. Yodagasan

    Y para cuando la siguiente review amigo?

    Te pasas con estas revisiones, son geniales!

    Espero con ansias el episodio 89!

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s