74-Planet of The Spiders (6 episodios)

Parece mentira que ya sea hora de despedirse de otro Doctor. Planet of The Spiders marca el final de una era. Se nos van Jon Pertwee, Barry Letts y Terrance Dicks del mando de la serie, y UNIT y el Brigadier como regulares. 

Vamos a quitarnos de encima lo negativo primero: Este serial es fácilmente el peor de los tres de regeneración que hemos tenido hasta ahora. Pero eso era algo esperable, es difícil llegar al nivel de la creación de los Cybermen o la primera aparición de los Señores del Tiempo. Simplemente, la amenaza aquí parece demasiado pequeña comparada con esas dos anteriores.

Pero a parte de eso, este sigue siendo un gran serial y una muy buena despedida para Pertwee. Es la primera vez que veo en la serie Clásica como una historia de regeneración recoge todos los cabos sueltos de la era: el destino de Mike Yates, el cristal de Metebilis 3 y el misterioso mentor del Doctor en su juventud. Me gusta ver a este serial retomar todos estos puntos, da una verdadera sensación de final.

Además, su estructura es una especie de combinación de los puntos fuertes de la era Pertwee. Su primera mitad representa a todas las historias de UNIT de esta era, con el Doctor luchando contra la amenaza en el Londres contemporáneo con la ayuda de esta organización. La segunda mitad se desarrolla en un mundo alienígena  y es cercana al estilo que han tenido estas historias durante estos años. Es una buena idea el homenajear a estos dos estilos de historias antes de irse, pero debo decir que al haber disfrutado más del primero que del segundo, me ha gustado más la primera parte del serial.

También tenemos la despedida perfecta para los vehículos locos del Doctor en esta época (Bessie, nunca te olvidaremos), con la persecución setentera definitiva. Dura prácticamente la mitad de un episodio, y parece utilizar cualquier tipo de vehículo conocido por el hombre. Puro disfrute, de mis momentos favoritos.

La razón por la que El Doctor acaba teniendo que regenerarse es también bastante poética  y encaja dentro de una encarnación en la que la curiosidad científica destacaba más que en otras. Cabe decir también que es aquí que se nos explica por fin porqué el Doctor puede cambiar de cuerpo, dándole nombre al concepto de Regeneración y explicándolo  Parece mentira que hayamos tenido dos cambios antes de que se explicase la excusa narrativa detrás de ellos.

La escena de la regeneración sí que es la mejor de las tres que llevamos. Lejos de ser tan apresurada como la del Primer Doctor, o inexistente como la del Segundo, la serie se toma su tiempo aquí. Uno se siente de verdad muy triste de ver al Doctor de Pertwee decir sus últimas palabras. Palabras que pasan directamente a la historia de la serie, por cierto.

No mentiré diciendo que no estoy emocionado con lo que viene a continuación (es la era de Tom Baker, como no iba a estarlo), pero echaré de menos las locas aventuras del Tercer Doctor con UNIT. Son una época muy peculiar del programa que nunca volveremos a ver recreada. La recordaré con mucho cariño.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s